bannertop1

Música

Dream pop autogestivo con "Ausencia y distancia"

 

artificial cosmica

 

Foto: Tomada de Facebook 

Luego de tres años de planearlo y tras un demo de larga duración que hoy es considerado “un tesoro enterrado”, la banda poblana Banda Cósmica lanzó el pasado diciembre su primer material discográfico, Ausencia y distancia, una colección de diez temas de dream pop con tono de melancolía noventera.

El nuevo material de los representantes de este sonido en Puebla, que puede escucharse y descargarse en Bandcamp, consta de canciones compuestas bajo estructuras clásicas de pop pero instrumentadas con un tratamiento recargado de ecos y sonidos ambientales, lo que remite a la estética que hace más de veinticinco años exploraran actos como My Bloody Valentine y Slowdive, y que desde entonces ha vuelto renovada periódicamente tanto al mainstream como a las escenas independientes.

Con este debut, Banda Cósmica logró realizar un trabajo con sonido coherente y sustentado en un concepto claro “de aire melancólico, un breviario de angustia y sosiego por las despedidas y las angustias”, y se coloca en las filas de una nueva generación de bandas mexicanas que exploran los sonidos del noise pop, el dream pop, el shoegaze y el lo-fi.

“A mediados de 2017 decidimos empezar a grabar el disco con muchas canciones nuevas y otras que ya llevábamos tocando”, cuenta Carlos Torija, guitarrista y vocalista de la banda, y coproductor del álbum, en entrevista con ARTIFICIAL RADIO. “No fue algo que tuviéramos pensado desde el principio, sino que juntamos las piezas, armamos el rompecabezas, y nos dimos cuenta que sí, que todas las canciones expresaban cierta nostalgia y melancolía, y decidimos ponerle ese nombre. Hay dos o tres canciones que quedaron fuera porque no eran tan apropiadas para el corte final del álbum”.

El disco, que toma su nombre de un tema de la banda que paradójicamente no quedó incluido, fue realizado bajo una política de autogestión en la que todo el proceso estuvo a cargo de sus propios integrantes, dando un resultado orgánico y de estética lo-fi.

“Este proceso, por un lado, fue bastante divertido por el hecho de haberlo producido nosotros”, dice Carlos. “Teníamos sesiones muy largas de grabación y también de pláticas, convivencia, puntos de vista, y finalmente fue una libertad creativa contundente. Por otro lado, por las condiciones y el haberlo hecho todo nosotros, fue un poco complicado llegar a un punto de calidad, sigue siendo un disco lo-fi, no estamos hablando de una superproducción, pero quedamos conformes”.

Banda Cósmica, que se compone de los hermanos Carlos (guitarra, voz y sintes) e Israel Torija (bajo, voz y sintes), Iván González (batería y percusiones) y Paulina Cuautle (sintes), tuvo su germen en 2009 con una banda de cóvers que tocaba lo mismo las básicas del rock en tu idioma de Caifanes y Soda Stéreo como piezas más complicadas del progresivo clásico.

Fue aproximadamente en 2011 cuando tres de los integrantes de ese grupo decidieron llamarse Banda Cósmica e iniciar a producir temas propios, algunos de los cuales fueron incluidos en el demo de larga duración Démodé, que estuvo disponible en 2012 en internet pero hoy ya no forma parte de la discografía oficial de la banda. “En este momento me gusta pensar en ese disco como una especie de tesoro que está enterrado, lo teníamos en Bandcamp y lo quitamos, siempre creímos que en cuanto a producción y sonido era muy precario, pero las canciones son buenas, en algún momento lo vamos a compartir”, cuenta Carlos Torija.

Lo que sí se conserva de esa época temprana de Banda Cósmica es la búsqueda por experimentar con sonidos del rock independiente y la estética del DIY. “Fuimos adquiriendo un camino más claro de lo que queríamos: un rock más alternativo y que no tuviera mucho que ver con los cóvers que tocábamos. Nos empezó a influenciar mucho el noise pop y quisimos empezar a llevar el proyecto por ahí”, explica el músico, originario de Santa Ana Coapan, Puebla.

Si bien no son nuevos los géneros que han influido a Banda Cósmica, como el dream pop y el noise pop, actualmente no hay un gran número de bandas locales que exploren esos sonidos en Puebla, lo que ha complicado la búsqueda de su lugar en la escena local, aunque a nivel nacional existan proyectos con aspiraciones estéticas similares y políticas de autogestión compartidas, según explica Carlos: “Sí se ha venido generando un movimiento, aunque en Puebla todavía no tanto. Vaya futuro es una banda a la que admiramos, y una de las cosas que te da tocar con bandas que tienen una estética parecida es que te vas dando cuenta que hay muchos más proyectos que siguen la misma política independiente de autogestión”.

Por ahora, Banda Cósmica dedicará sus próximos meses a la promoción de Ausencia y distancia, disco del que esperan producir algún videoclip y que presentarán oficialmente en abril (tentativamente) en una tocada especial de lanzamiento.

 

Últimas noticias de Música