bannertop1

GEEKS

De millennials y apps sin sentido

 

artificial android

Constantemente he recibido críticas por estar conectado tanto tiempo a internet, y principalmente al móvil, ya sea buscando el último meme que se ha viralizado, el político víctima de bullying o sintiendo pena ajena las fakes news compartidas hasta el cansancio por usuarios que poco se preocupan por verificar su información y que todos los internautas hemos cometido tal pecado. 

La tecnología se ha impregnado en la vida cotidiana de las personas, especialmente en los más jóvenes a quienes ya desde hace varios años se les ha dado el mote de millennials, y que además del uso de la tecnología han desarrollado una cultura reflejada en la vida cotidiana que abarca desde la dieta diaria, hasta la forma en que interactúan con la sociedad. 

Claro está que las aplicaciones en los smartphones han sido una clara influencia en el modo de vida de la sociedad en general, siendo estas de gran utilidad, pues en teoría han sido creadas de acuerdo a las necesidades de cada persona: las hay para los runners, los melómanos, los cinéfilos, los fitness, los animalovers; para periodistas, veganos, músicos profesionales y amateurs, deportistas; para los viajeros, fotógrafos, para quienes gustan hacer memes y adictos a las selfies, la lista podría ser interminable. Aunque las hay que se han vuelto un verdadero desperdicio de tiempo e incluso sin razón de ser. 

Por ejemplo, aquella que te dice el tiempo que falta para que llegue el juicio final, una para lavarse los dientes, o para recibir masajes a través de la vibración de tu dispositivo, una para inventar bigotes, o para los que gustan tronar burbujas de aire del plástico. O las hay las verdaderamente ñoñas como “Star Wars: Lightsaber Duel”, que simula los efectos de luz y sonido de espadas todo para sentirse un Jedi; y ni hablar de iVoodoo y Voodoo Doll, que “sirve” para hacer maleficio a la gente que no quieres. 

Sin duda los millennials han sabido adaptarse rápidamente al uso de la tecnología, esa es su especialidad, nacieron con ella, sus padres la fueron incorporando poco a poco a la cotidianidad, a tal grado de que ahora para muchos vivir sin un teléfono móvil es estar en la prehistoria, pues pareciera que ya la vida cotidiana gira en torno a los móviles y a lo que en las redes sociales se publica. 

En efecto que viva la tecnología por que llegó a facilitarnos muchas cosas, e incluso a hacernos unos huevones. Bendito sea Dios que llegaran apps para todo tipo de personas y profesionistas, se agradece que los desarrolladores piensen día a día en las deficiencias de la humanidad, pero no falta quien cree este tipo de aplicaciones haciendo que la gente malverse su dinero, aunque hay que destacar que si hay quien las crea hay es porque existe a quien le encanta tener cosas inútiles en su smartphone. 

 

Últimas noticias de Geeks