bannertop1

Cine

LECCIONES PARA UN BUEN GUION

 

artificial 00

Es un hecho de nuestros días que muchas películas estrenadas son, desafortunadamente, apenas pasables, sino malas o mediocres. Sin embargo cada año hay cintas que se salvan de cualquiera de los calificativos anteriores, y el 2016 no fue la excepción, siendo “Arrival” una de las que contribuiría a hacerlo mejor. Y he aquí el tema principal, pues si algo hizo que esta película fuera buena, que la dirección se hiciera precisa y que las interpretaciones fueran marcadamente excelentes, fue el guion.

Es de las manos de Eric Heisserer de quien recibimos esta historia poco convencional, basada en la novela de Ted Chiang "Historia de tu vida". Dato curioso, pues de este mismo guionista recibimos las historias de “Nightmare on Elm Street” (2010), “Final Destination 5” (2011) y “The Thing” (2011), cintas que resultan muy distintas a ésta del 2016.

Sin embargo, el guion de “Arrival” incluye varios elementos que todo guionista debe pensar al escribir. La narración en sí es una gran herramienta, y con el fin de sorprender a una audiencia, se tiene que entender la forma en que esta herramienta puede utilizarse.

Esta larga experiencia permitirá encontrar nuevas maneras de evolucionar en la manera de contar algo y de conducir al público de un modo más profundo. Y eso es lo que hace “Arrival”, motivo por el que se puede considerar una gran película. Dicho esto, a continuación se enlistan seis lecciones que se pueden aprender de esta película y usarlo a favor en la creación y lectura de un guion.

1. Pensar en el montaje

artificial 02

Escribir un guion es tener que pensar en todos los elementos que componen al cine y su producción. Ropa, lugares, o incluso el número de personas incluidas en el guion son cosas que pueden parecer poco importantes, pero en realidad definen el valor general y el precio de la película. Uno de los elementos más importantes cuyo poder no debe subestimarse es la edición.

Ésta no sólo es una herramienta utilizada al final de la producción para controlar el ritmo de la película, pues también se puede utilizar desde la etapa de guion para poder contar una historia más convincente.

La primera secuencia de “Arrival” es el mejor ejemplo a examinar. La película comienza con una secuencia de montaje del nacimiento y muerte prematura de la hija de Louise Banks (Amy Adams). Después de esa secuencia la película muestra a Louise ir a su trabajo el día de la “llegada”. Nosotros asumimos inmediatamente que ella está afligida, y de esa manera simpatizamos con ella. Como dice el teórico del guion John Truby: “Cuando escribas un guion debes introducir primero el defecto del personaje”.

Hay dos tipos de defectos: el moral y el psicológico. El defecto moral es cómo actúan los personajes hacia los demás y el defecto psicológico es lo que hiere su vida. El hecho de que veamos lo que perjudica la vida de Louise provoca empatía hacia ella, y eso lleva a una de las características que debe tener un héroe o una heroína, por lo que el público está más comprometido con él y con la historia misma.

Por supuesto, tal característica es la compasión. La cosa es que aprendemos, al final de la película, que el montaje de apertura sucede después de los eventos de la misma y como resultado solo nosotros adjuntamos un significado al personaje de Adams.

Este efecto tiene sus raíces en los primeros años del cine y el efecto Kuleshov. Se trata de un fenómeno en el que un espectador deriva el significado de dos disparos secuenciales que aparentemente no están interconectados. Un ejemplo incluye la toma de un hombre que mira algo fuera de cuadro. La segunda toma  es una sopa, una niña en un ataúd, o una mujer hermosa.

La audiencia, así, asume inmediatamente que el hombre está hambriento, afligido o que es un pervertido, respectivamente, aunque la primera toma es la misma en las tres “situaciones”. “Arrival” usa ese efecto de una manera brillante introduciendo a un personaje que tiene un impacto en nosotros desde el primer momento.

2. Jugar con la estructura

Naturalmente, todo lo anterior no sería posible si se tratara de una película lineal. “Arrival” utiliza una técnica bastante rara, incluso para películas no lineales. Estamos tan acostumbrados a ver flashbacks pero ¿con qué frecuencia vemos flash-forward? Experimentar con la estructura podría darle la posibilidad de descubrir otra historia que no existía inicialmente.

Como dijo Jean-Luc Godard: “Una película tiene un comienzo, un medio y un final, pero no necesariamente en ese orden”. Lo importante de jugar con la estructura es hacerlo sólo si sirve a la historia, pues si no lo hace, probablemente se terminará con una historia incomprensible que a nadie le importa.

“Arrival” adapta el concepto no lineal a su historia, no sólo para narrarla, sino al poner de muestra ese contraste de los seres de dimensiones superiores que pueden ver el tiempo de manera simultánea, en comparación con los seres humanos que obviamente no lo hacen.

El tema principal aquí es que el lenguaje y la comunicación en general están limitados por la perspectiva, y al final podemos ver que la película está igualmente preocupada por el lenguaje cinematográfico. Al experimentar con él, los cineastas de “Arrival” también experimentaron inevitablemente con la estructura de la trama, una experiencia que les reveló que en su caso, el tema y la estructura es uno solo.

3. La perspectiva lo es todo

artificial 03

Para cada película el guionista debe elegir el punto de vista desde el cual se contará la historia. Por un lado, hay un punto de vista limitado donde el público experimenta la historia junto con el protagonista y solo puede ver lo que éste ve.

Por otro lado, hay un punto de vista omnisciente donde la historia no se narra únicamente a través de los ojos del protagonista, sino que también se adapta a otras perspectivas. La elección de la perspectiva es una decisión en cuanto a qué información la audiencia encontrará durante el transcurso de la historia y cómo la experimentarán.

La historia de “Arrival” se está contando a través de la perspectiva de Louise, que parece lógico porque ella es el protagonista aparente. Excepto que ella no lo es; los verdaderos protagonistas son los alienígenas.

Es su historia contada a través del punto de vista de Louise. No es tan importante discutir quién es el verdadero protagonista, pero siguiendo esta tesis se nos permite examinar la interesante elección de perspectiva en esta película.

Al ser contada a través de los ojos de ella la historia se vuelve muy dinámica, pues Louise tiene el mejor punto de vista para todo lo que acontece, aprendiendo la mayor cantidad de información que hace que la historia en sí sea más interesante. Si fuera contada a través de los ojos de los alienígenas o de Ian Donnelly (Jeremy Renner), sería una cinta plana, sin los recursos que Louise proporcionó. La perspectiva es todo.

4. Que el público suponga

artificial 04

La ocultación de la información, que es el resultado de una perspectiva limitada, puede ayudar a comprometer al público con la historia. La mayoría de las películas de éxito no le dan un papel al espectador, sólo esperan mostrar algo, y nadie lo cuestionará. Pero las grandes películas se caracterizan por su tesis de reflexión. Si la audiencia sigue suponiendo o se identifica con los pensamientos del personaje principal, entonces los cineastas han hecho un buen trabajo.

En “Arrival”, hay muchas preguntas sin respuesta a lo largo de la película. En cambio, aquí, se deja al público de tal manera que lo entiendan solos. Parece irracional, pero es muy común, incluso en otras películas generalmente buenas. Louise hace elecciones que a primera vista resultan extrañas o antinaturales porque no se explican, dejando varios puntos sin conexión.

Esto no sólo mantiene el interés sino que muestra respeto al público. Un ejemplo perfecto es cuando Louise duerme después de las explosiones de la bomba. ¿Ve un sueño? ¿Es un flash-forward? ¿Es real? ¿Afectará su juicio?

5. Una buena planeación significa un buen “pago”.

artificial 05

En el caso de los guiones, ya sea por parte del guionista o director, hay elementos que configuran ciertas situaciones al principio de la película y luego lo utiliza en una escena posterior. Por supuesto, las consecuencias que de ello susciten pueden ser a largo plazo (principio-fin de la película) o de corto plazo (principio-final de una escena). Las configuraciones de este tipo pueden ser objetos, rasgos de caracteres o entornos.

Piense en una película de espías en las que se usa un gadget de la nada sólo por conveniencia, o en “Star Wars: Episodio VII” (2015) cuando Rey (Daisy Ridley) hace muchas cosas que no debería ser capaz de hacer. Por ello las configuraciones son muy importantes porque no sólo hacen que la historia sea fuerte, sino que también proporcionan buenos beneficios que afectan emocionalmente al público.

Hay un sinnúmero de ejemplos de buenas configuraciones y “pagos” en “Arrival”. Piense en la primera secuencia, cuando vemos su futuro, o el final, cuando comprendemos que Ian es su marido, o la idea tempranamente establecida de que si uno se sumerge en un idioma extranjero, en realidad puedes volver a conectar tu cerebro y determinar la forma en que piensas. Al final Louise aprende el lenguaje extraño y ve el futuro. Algo que no parece antinatural, ni conveniente o falso.

6. Romper las convenciones del género.

artificial 06

Es realmente útil para un escritor tener un conocimiento profundo del género para el que esté trabajando y las convenciones que vienen con él. De esa manera el género se vuelve un conjunto de expectativas que el público tiene cuando ve una película. Por ejemplo, en una comedia romántica la audiencia espera ver una historia que examina la relación de dos personas de una manera casi cómica. Pero si, a media cinta, no hay pareja o incluso una especie de relación, todos se preguntarán qué está pasando.

En una historia sobre los extraterrestres que vienen a la Tierra, probablemente esperamos ver a seres extraterrestres violentos que quieren destruir a la humanidad. En “Arrival” nos encontramos con extraterrestres que quieren ayudarla, pero nuevamente existe la amenaza del miedo desconocido y humano, que en realidad es una convención del género. Además, al principio vemos a una madre que perdió a su hija y asumimos que este hecho podría ser su motivo para el éxito. Cosa que, claro, hemos visto muchas veces.

Lo que hace de “Arrival” una gran película es que juega con las convenciones y las expectativas, por lo que conduce con éxito al público. ¿Qué es lo más interesante de una película en la que no se sabe lo que pasará después? El desafío es manejar muy bien las convenciones evitando el cliché o clichés que de esto puede venir, y así mantener al público al borde de su asiento.

 

Últimas noticias de Cine